Saltar al contenido

Cómo Mejorar en Fortnite

octubre 13, 2018

Fortnite es el juego más popular actualmente, y jugarlo es realmente divertido. Pero se trata de un juego muy exigente en muchos casos, por lo que para ganar una partida de entre 100 participantes es bastante complicado. Para esto debes de ir mejorando cada vez, y con los consejos que ahora te traigo, lo lograrás.

Para saber cómo mejorar en Fortnite, debemos de empezar desde lo básico, ya que es común saltarse algunas fases y querer ir directo a la acción, pero al llegar sin estar preparados, duramos casi nada, y la frustración puede aparecer. No dejes que algunas partidas perdidas casi al instante te desmotiven. ¡Tú puedes ser el mejor! Pero debes de empezar ya.

Disparar

Si has jugado algún juego de disparos seguro que ya tienes una idea al respecto, pero hay una diferencia entre juegos de disparos en primera persona, y en tercera persona. Fortnite es tercera persona, es decir, que puedes ver a tu personaje en pantalla. Esto modifica la forma en la que se apunta, y es necesario aprender a sacar el mayor provecho de esto.

Cabe mencionar que hay diferentes formas de disparar, ya que no es lo mismo disparar sin apuntar qué haciéndolo. Cada forma tiene sus ventajas.

Si no apuntas, puedes disparar de forma menos precisa, pero puedes mover la mira de forma más rápida, lo cual funciona cuando se trata de un objetivo que se mueve mucho.

Si apuntas, lo cual haces con el gatillo izquierdo, podrás tener disparos más certeros, haciendo que la mira no se mueva tanto y así apuntar a la cabeza y lograr el mayor daño posible.

Igualmente, esto se modifica si apuntas mientras estas inclinado, lo cual se logra apretando la palanca o “stick” derecho. De esta manera la mira se vuelve un poco más pequeña, y se logran disparos aún más certeros. Es la mejor forma de apuntar para muchos, y es bastante precisa, pero nuestro personaje se desplazará más lentamente mientras lo hacemos.

Consejos prácticos

En Fortnite cada situación es diferente, y debes de ser creativo para lograr resolver cada una de la mejor manera. Pero hay consejos prácticos que te servirán siempre.

Usar escopeta es un básico, debes de aprender a qué distancia hace más daño, y desde cuál punto es mejor que cambies de arma. Algo común es que, si un par de jugadores se enfrenta, ambos usando escopetas, comiencen a dar brincos de un lado a otro mientras se disparan. El primero que baje al otro gana. ¿Pero qué pasa si tú no tienes una escopeta en ese momento? No le des la ventaja, si tienes un arma de mediano alcance, como un fusil de asalto, lo mejor es que no te le acerques tanto, y trates de dispararle a la distancia. Él tratará de acercarse, y tú debes de alejarte en la misma medida.

SI usas escopeta, y llega el momento en el que debes de recargarla, muchas veces lo mejor es no hacerlo, y simplemente cambiar a un arma que esté cargada para dispararle. Si tienes suerte, él estará recargando su escopeta al momento y podrás acabar con él.

Algo que normalmente pasa, es que cuando un rival sabe que no está preparado para el enfrentamiento, ya sea porque no tiene un arma adecuada, suficientes balas, o poca vida, trate de escapar de la zona y esconderse. En ese caso lo mejor es atacarlo, sin seguirlo, usando armas de asalto.

Combinar armas es igualmente muy recomendable, puesto que dar un par de disparos con la escopeta, y tras bajarle algo de escudo y vida, tratar de terminarlo con un arma de ráfagas o de asalto.

Usar un “sniper” o rifle de francotirador siempre es recomendable si vemos a un enemigo lejano, o un enfrentamiento. Es ideal para cuando no queremos arriesgarnos y salir de nuestra zona segura. Pero es necesario aprender a distinguir entre un rifle de francotirador normal (que debe de recargarse tras cada disparo) y uno semi automático, que da varios disparos sin tener que recargar. Esto nos da la oportunidad de apuntar directo a la cabeza, o saber que podemos dar dos disparos seguidos al cuerpo sin que el enemigo pueda reaccionar. Se debe de tomar en cuenta la caída de la bala, ya que entre más lejano sea el disparo, más arriba debemos apunta. De nuevo, la práctica es la mejor manera de mejorar.

Armas

Aprender a distinguir las armas, y las clases de éstas puede hacer la diferencia entre ganar un encuentro o no. Existen diferentes clases de armas, y diferentes tipos. Conocerlos es fundamental.

Éstas son las clasificaciones:

  • Gris – Común
  • Verde – Poco común
  • Azul – Rara
  • Morada – Épica
  • Dorada – Legendaria

Entre mejor sea la clase del arma más daño hará. Eso quiere decir que, si encuentras un arma del mismo tipo, pero de diferente clase, se usará exactamente de la misma manera, y usará el mismo tipo de balas, pero hará un daño mayor o menor dependiendo de su color. Es necesario que tengas claro cuáles son las clases o rangos de armas para siempre elegir la mejor.

Igualmente existen diferentes tipos de armas, las cuales van desde armas de corto alcance, hasta los de largo alcance más poderosas.

Lo recomendable es tener una para uso en corto alcance, otra de rifle de asalto o de ráfagas, y otra de largo alcance o de poder, como puede ser un lanzagranadas, o RPG.

La mayoría usa sólo las dos primeras durante casi toda la partida, ya es más rápido y certero, pero a medida que avanza la partida, y el círculo se cierra, las armas pesadas y de largo alcance se vuelven las más necesarias.

Ordenar tu inventario

Todos los jugadores tienen la misma cantidad de espacios en el inventario, es decir, 5 espacios para armas, botiquines, y escudos, y espacio ilimitado para trampas, trampolines, y demás.

Lo más recomendable es tener dos o tres armas, cada una de tipo diferente, por ejemplo: una de corto alcance como puede ser una escopeta o pistola, un rifle de asalto o ráfagas, y un arma de poder, como puede ser un sniper de alto alcance, o un RPG o lanza granadas.

Con éstas armas tendrás estarás preparado para cualquier situación. Además, los otros dos espacios en el inventario deben de ser llenados con algo para curarte y un escudo. Puedes llevar vendas o un botiquín, o un escudo pequeño, uno mediano, o un sorbete. Si tienes la suerte de encontrar un bidón, puedes dejar un espacio libre para llevar alguna otra arma o bombas de cualquier tipo.

La forma de ordenar el inventario es siempre poner a la izquierda el arma que más uses, y hacia la derecha lo que menos uses, como puede ser los botiquines y escudos. De esta manera siempre sabrá qué botones usar y en qué orden para llegar al arma que necesites al momento.

Construir

Saber cuándo y cómo construir es un básico enorme en Fortnite, tanto que si no sabes hacerlo es casi imposible que ganes. No es imposible, pero sí que será muy complicado lograrlo. Es por esto que entre más avanza la partida, quienes quedan vivos más construyen.

Materiales

Las estructuras se construyen con materiales de tres tipos: madera, metal, y ladrillos, los cuales obtienes rompiendo con el pico las paredes, autos, árboles, y demás cosas que veas en el mapa. Casi todo se puede destruir, y da muchos materiales.

Una fuente de materiales muy grande son las llamas, que son difíciles de encontrar, pero representa un botín gigante para quien lo logra. Éstas aparecen desde el inicio de la partida, y no aparecen de nuevo.

Igualmente hay entregas de suministros o “Drops”, que son cajas que caen del cielo con paracaídas. Éstos siempre traen dentro un arma legendaria, muchos materiales, y objetos de curación, además de trampas o trampolines. Éstos aparecen en el mapa cuando la partida va a la mitad, y siguen cayendo hasta que la partida termina. Son muy codiciados, y abrir uno sin que los demás lo noten es casi imposible.

Consejos

Al inicio de la partida es normal que nadie construya, o que sólo lo hagan para llegar a alguna zona en donde se encuentra un cofre con suministros, o alguna arma suelta. Después, cuando alguien escucha disparos, o le han hecho daño, antes de cualquier otra cosa, su reacción natural siempre es la construirse una pequeña rampa para protegerse.

Esa justamente es la construcción básica. Consta de tres paredes, que cubren una rampa en la cual te puedes cubrir y disparar desde un punto ligeramente más alto del suelo que te dará ventaja sobre tu adversario. Entre más alta sea la estructura mayor visión tendrás, y más difícil será que te disparen. Pero también corres peligro si es que tu adversario tiene armas pesadas que destruyan tu estructura, y al caer mueras. Debes de considerar una vía de escape en caso de que esto pase.

Para aprender a construir lo más recomendable, y obvio, es practicar. No hay otra manera, y para esto el modo “Patio de juegos” es el ideal. Ahí tendrás mucho tiempo y espacio, además de materiales a tu disposición, para construir lo que desees, y aprender a hacerlo cada vez más rápido. Así estarás preparado para enfrentar la realidad de una partida contra 99 personas.

Editar

El siguiente paso de construir es editar, ya que, si bien construir de manera rápida y correcta te hará separarte del resto, y protegerte para tener una posición ideal para atacar, editar te hará el rey de la partida.

Editar las estructuras que construyas abre un campo enorme de posibilidades, como ponerle una ventana a la pared que te cubre, y desde ahí disparar, cambiar de posición una escalera y escapar más rápidamente, o abrir de repente un boquete a la pared para salir y atacar de sorpresa a algún rival.

Para hacerlo debes de acercarte a una estructura que hayas construido tú o algún compañero de equipo, y oprimir el botón que te indica “Editar” de esa manera la estructura se tornará azul y se dividirá en secciones por cuadros. Deberás seleccionar qué cuadros quieres que permanezcan y cuáles no, y luego dar en “Confirmar”. Así verás cómo se modifica al instante la construcción. Puedes practicar esto igual mente en el modo “Patio de juegos “.

Zona de caída

Al iniciar cada partida de Fortnite la ruta del autobús cambia, por lo que la cercanía de cada zona varía. Esto hace que tal vez tu zona favorita no esté cerca, y debas elegir otra para caer, o planear por largo rato hasta llegar allá.

Esto trae consecuencias, claro, ya que caer en una zona cercana hará más probable que haya un mayor número de rivales en el área, y esto complicará mucho más tu sobrevivencia. Pero caer en un área lejana, aunque puede que tengas más espacio para recoger materiales y armamento, si la zona del círculo inicial aparece lejos de ti, tendrás problemas para llegar a él. Debes de aprender a elegir sabiamente, teniendo en cuenta ambos factores.

Medir el tiempo

Esto es sumamente importante, ya que en pantalla siempre tendrás un marcador con los minutos y segundos que restan para que la tormenta avance. Es necesario que lo tomes en cuenta para calcular el tiempo que tienes para recoger materiales y armamento de la zona, y cuando debes de empezar a avanzar hacia el circulo. Cada vez la tormenta dura menos tiempo en llegar, a medida que el circulo de la misma se hace más pequeño.

Si tienes alguna grieta cercana debes de aprovecharla, así mismo si tienes en tu inventario una grieta portátil, o un trampolín y muchos materiales para hacer una rampa y desde ahí lanzarte.

Si decides ubicarte en una zona alejada, y toca que el círculo esté hasta el otro lado del mapa, antes que cualquier cosa debes de equiparte con vendas o botiquines, ya que es casi seguro que los necesitarás para curarte a medida que avanzas si es que lo haces dentro de la tormenta.

Cabe aclarar que la tormenta baja el inicio un punto de vida por segundo, y en cada fase, es decir, cada vez que el círculo se cierra de nuevo, aumenta al doble. Pero sólo baja puntos de vida, por lo que tener el escudo al 100 no te servirá de nada. De ahí la recomendación de llevar botiquines o vendas, y no escudos.