Saltar al contenido

Como aumentar el tamaño de los gluteos

agosto 14, 2018
como aumentar y tonificar gluteos

Tener un cuerpo sano y hermoso y conseguir aumentar el tamaño de los gluteos como Jennifer Lopez, es algo que todas queremos lograr. No es sencillo, y eso lo tenemos muy claro. Pero algo que no todas saben, es que conseguirlo no es ni fácil como nos lo prometen los anuncios de aparatos de ejercicios ‘milagrosos’, ni tan difícil como para ver como única opción el entrar a un quirófano. Lograrlo, en todos los casos, está en cómo nos comportemos, y en la constancia de nuestros actos.

Seguramente tú, al igual que millones de mujeres en todo el mundo, y claro, muchos hombres también, ya que tener unos glúteos hermosos es algo que no le viene mal a nadie en el mundo, han pasado por rutinas fallidas, dietas que no funcionan como deberían, y tiempo perdido que resulta muy frustrante.

Déjame decirte que te entiendo, ya que todas hemos estado en esa situación, de una u otra manera. Antes que nada, quiero aclararte que ninguna mujer es hermosa sólo porque sí. Porque hasta las que dicen que todo se lo deben a su genética, tienen que ocuparse de mantener el cuerpo que les vino de regalo. Es como quien trabaja para comprarse un coche, le cuesta mucho esfuerzo. Quien se lo ganó en un sorteo no tuvo que esforzarse nada. Pero los dos tienen que ocuparse de mantenerlo en buen estado. Así mismo con nuestro cuerpo.

Si te ánimas a cumplir con lo debido, te aseguro que pronto verás los cambios que buscas. Poco a poco, claro, que hasta los actos de magia toman su tiempo.

Alimentación para ganar masa en los gluteos

Empecemos por algo que todos deberíamos hacer, es decir, alimentarnos bien. Este es un punto clave porque en realidad, sea o no tu meta el mejorar la forma y apariencia de tus glúteos, definitivamente es una cuestión necesaria de salud el tener una alimentación apropiada.
Aun así, con estos ejemplos de alimentación y dietas lograrás mejorar enormemente tus glúteos, y ayudará a que los ejercicios para aumentar los glúteos que hagas sirvan mejor y más rápido.

alimentacion para aumentar gluteos

Alimentos recomendados para unos gluteos grandes

Hay alimentos que ayudan directamente a aumentar ciertas zonas musculares y de grasa del cuerpo. No es que necesites comer decenas de kilos de ellos, o sólo comerlos y nada más, pero si los incluyes en tu diera definitivamente estarás tomando el camino correcto.

Para aumentar tus glúteos de manera natural, o ayudar a que los ejercicios sirvan mejor, debes de incluir en tu diera cualquier variedad de frutas y verduras. Éstas sirven para todo, y al sustituirlas por otros alimentos evitarás que tus ejercicios se vean frenados.

  • Es importante que consumas granos enteros, no procesados, es decir, arroz, quinoa, avena, y demás. Te hago énfasis en que no sean procesados porque así pierden las propiedades que más ayudan en lo que buscamos en este caso. No pierdas la meta de vista.
  • Debes de consumir productos lácteos, siempre y cuando sean bajos en grasa. Así que pon mucha atención en la parte trasera de la caja de la leche, porque no todas dicen la verdad al frente y con letras grandes.
  • Legumbres son ideales para nuestra dieta. Puedes comer frijoles, habas, garbanzos, y demás similares, en abundancia si así lo gustas, porque estos brindan muchos nutrientes sin tener aspectos negativos. Ponlos en tu lista de compras.
  • Incluye huevos en tus recetas, no muchos, y no todos los días, pero no los olvides. Aportan la proteína que necesitamos para aumentar de talla los glúteos.
  • Grasas no saturadas deben de ser consumidas por todos, y en nuestro caso podemos encontrarlas en las nueces, y similares. Aceite de oliva, de girasol, o de linaza, son perfectos si los usas para ensaladas, o para preparar los otros alimentos.

Consejos alimenticios

  1. El desayuno es el más importante del día, y más para quien hace ejercicio. Para esto debes de tomar en cuenta que consumir proteínas es necesario. La mayor cantidad de proteínas que consumas en el día debe de ser en el desayuno. Trata que no exceda de los 50 gramos proteínas en total.
  2. Comer algo de fruta y yogurt va muy bien unas horas después del desayuno.
  3. Para el almuerzo prepárate pasta, una taza de tamaño normal, y que sea pasta integral. Es importante. Le puedes agregar espinacas o algo similar. Está bien si le pones salsa a la pasta, pero que se trate sólo de media taza. Creo que será suficiente. Y para la proteína estará muy bien que prepares pollo asado o a la parrilla. En realidad, suena delicioso.
  4. Unas horas antes de cenar puedes comer algunas nueces o almendras. Eso ayudará a que el metabolismo se mantenga activo, y obtengas los beneficios del aceite natural.
  5. En la cena puedes comer un poco de salmón, o sustituirlo por algún pescado a la plancha si gustas. Es importante que no tenga grasas. Además, media taza de arroz cocido, brócoli, coliflor y zanahorias al vapor. Puedes variarlo con otras verduras cada día, y en lugar de pescado la misma cantidad de pechuga de pollo.

Con todo esto aún queda espacio para algunas galletas o barras integrales si gustas. Puedes comerlas en la noche mientras haces lo que te guste antes de dormir.

Ejercicios recomendables para conseguir un culo perfecto

Esta parte es la más importante, y lo sabes. También sabemos que es la parte que más trabajo y esfuerzo necesita, y el filtro que hace que quienes en verdad conseguirán aumentar sus glúteos se separen de los que fallaron en el intento. No hay razón para lamentarse o preocuparse. La parte más complicada de los ejercicios suele ser tomar la decisión y empezar. Una vez que inicies y notes lo bien que se siente ejercitarse y lo enormemente inspirador que resulta empezar a ver resultados, no querrás parar.
Ejercicios para aumentar los glúteos hay muchos, pero son algunos los más recomendables de todos, por el perfecto balance entre esfuerzo y beneficio que dan. Estos son los que yo particularmente te recomendaría hacer, ya que a mí me funcionaron:

  • Sentadillas. Es un básico, y lo mejor es que para hacerlas no necesitas más empezar. No requieres ningún tipo de equipo ni vestimenta especial, incluso puedes hacerlas sin usar calzado alguno. Es perfecto para que tu cuerpo se acostumbre a lo que viene.
    Con las sentadillas aumentarás los glúteos, y los pondrás más firmes. Además, que de paso ayudas un poco a las piernas. Puedes empezar con 4 series de 20 sentadillas, y luego aumentar en series, o lo mejor, aumentar el peso cargando pesas mientras haces las sentadillas.

sentadillas para gluteo

  • Kegels. Tal vez has escuchado de estos ejercicios en un ámbito sexual, ya que para las mujeres sirven para que la zona íntima se mantenga más firme. Son muy recomendables, pero lo que no todos dicen es que sirve también para los glúteos. Sólo debes de apretar los glúteos unos segundos, y luego soltar la fuerza. Si haces eso 15 minutos al día te ayudará mucho. Los puedes hacer hasta mientras estás en el cine.
  • Zancadas. Para esto debes de colocar un pie adelante del otro, lo suficientemente adelante a manera de poner la rodilla de la otra pierna casi en el suelo cuando te inclines. Debes de hacerlo con cada pierna. Este ejercicio está totalmente enfocado en los glúteos.
    Elevar talones. Tal como se llama, debes de ponerte de pie, y comenzar a elevarte sosteniéndote sólo por las puntas de los dedos de los pies, y bajar los talones de nuevo. Una y otra vez por durante al menos sesiones de 2 minutos. Eso ayudará igual para las pantorrillas.
  • Escaleras. Subir y bajar escalones es ideal para los glúteos, pero no tienes que andar buscando edificios gigantes para lograr que tus glúteos aumenten de tamaño, sólo necesitas una zona de tu hogar en donde haya un escalón y empezar a subir un pie, luego el otro, y bajar uno, y luego el otro, y así hasta cumplir tu rutina. Algún banco puede funcionar igual.
  • Puente. Debes de estar recostado por completo, boca arriba, después, sólo debes de levantar el torso lo más posible, y mantenerte firme por al menos un par de segundos. Puedes repetir esto lo más posible. Es muy fácil y funciona bastante bien.
  • Saltos extendidos. También puedes encontrarlos como ‘Jumping Jacks’, y se trata de saltar mientras abres los brazos y las piernas de manera alterna.

Si completas estos ejercicios, en rutinas que tú misma puedes armar, por lo menos 5 de 7 días a la semana, lograrás ver resultados desde la primera semana.

Mejora tus glúteos todo el tiempo

Como bien sabes, todo el tiempo estamos ejercitando nuestro cuerpo de una forma u otra, por es que quienes suelen subir escaleras en un edificio por no tener ascensor en él, suelen tener piernas y glúteos más fuertes, no porque así lo busquen, sino porque sus circunstancias lo causaron. Así pasa con otras zonas del cuerpo, y con otras actividades que tal vez hagas, o puedas hacer, y que te terminen ayudando a lograr aumentar los glúteos.
Te hablaba de realizar los Kegels, esos ejercicios los puedes realizar en cualquier momento, por lo que, si un día no pudiste hacer la misma cantidad de ejercicio, guardes los Kegels para completar la rutina, y lo hagas en la oficina, en la cama, mientras te bañas, y demás.
Trata de usar las escaleras si se trata de un piso o dos, en lugar de usar el ascensor. Eso te ayudará enormemente.
Te puede sonar tonto, pero puedes colocar los alimentos en la parte más alta de la repisa, y así cada día te estirarás al menos 10 veces por ellos.
Además de mini ejercicios, también hay otros consejos prácticos que te servirán. Por ejemplo, puedes hacer una mascarilla de manzana, con 10 semillas de uva, y un plátano. Lo metes a la licuadora. El resultado te lo debes de untar en los glúteos por media hora. Tras esto, quítatela con agua tibia. Trata de hacerlo tres veces a la semana.
El hielo puede servir no sólo para evitar que la celulitis salga, o para reducirlas, sino también para aumentar los glúteos. Para esto debes de tomar un trozo de hielo, y masajearte los glúteos de forma circular. Si no resistes el intenso frío, puedes meter el hielo en una bolsa, o cubrirlo con un trozo de tela. Estos masajes puedes hacerlo por las noches.

Mentalizate y trabaja duro

La mente puede hacer maravillas. No te hablo del pensamiento mágico en el que te sientas en el sofá y te mentalizas a tener un cuerpo increíble y después de dos horas lo tendrás. No, nada de eso. Me refiero al punto en el que, tanto realizar ejercicios, como alimentarte bajo una dieta medianamente rigurosa, necesitan de un apoyo constante de tu mente. Tienes que mantenerte enfocado en los resultados, y siempre pensar positivo para no perder el ánimo que te hará levantarte cada día con ganas de ejercitarte y comer sanamente.
Si no ves resultados muy pronto, es normal, no esperes que al día siguiente te mires al espejo y no te reconozcas por tener un cuerpo espectacular. Si te duele el cuerpo y al segundo día ya no tienes ganas, piensa en que es normal que sientas dolor, es la forma en la que el cuerpo te avisa que los ejercicios están funcionando. Si no duele, no sirven.

Si pasa una semana, y no ves resultados notables, o no bajas de peso, no desesperes, es normal que el cambio tarde en ocurrir. Es gradual, y es exponencial, es decir, tarda en empezar a notarse, pero apenas empiece, los cambios tardarán cada vez menos.
No dejes que malas influencias te saquen del rumbo debido. Esos compañeros de trabajo que van a comer todos juntos, y se molestan si no los acompañas porque tu comerás sanamente y ellos todo lo contrario. Lleva tu comida, o si no es posible, entonces discúlpate y come lo tuyo en un ambiente diferente. Lo mismo pasa con reuniones sociales, que se ubican en el momento del día en el que debes de ejercitarte, y te ves obligada a decidir entre no fallarles a tus amigos, o realizar tus ejercicios. ¿Puedes realizarlo en otro momento? Entonces ve con ellos, si no, entonces debes decidir qué es más importante.